Bicarbonato de sodio para blanquear los dientes

A medida que aumenta la demanda de la estética dental, la gente formas alternativas y económicas de blanquear los dientes. Hemos oído hablar de personas que prueban el aceite de coco, el carbón vegetal y el bicarbonato de sodio. Este post se va a centrar principalmente en el bicarbonato de sodio para blanquear los dientes.

Existen dos formas de blanquear los dientes y una es más segura que la otra:

-Raspar la superficie para eliminar cualquier mancha superficial.

-Eliminar las manchas de la superficie por completo mediante el blanqueamiento del diente.

No hace falta que te digamos cuál es la segura, ¿verdad?

El blanqueamiento dental profesional funciona al liberar una cantidad de peróxido de hidrógeno en un gel, es decir, la segunda opción. Las moléculas de oxígeno en el gel reaccionan con las moléculas descoloridas de los dientes, esta reacción rompe los enlaces que mantienen estas moléculas juntas, por lo tanto, la decoloración desaparece. Sin eliminar parte del esmalte.

La eliminación de la superficie de los dientes (esmalte) da la ilusión de blanqueamiento al eliminar cualquier mancha superficial. Sin embargo, si el diente en sí mismo es realmente más oscuro, ningún tipo de abrasión superficial lo blanqueará.

Vamos a contestarte algunas preguntas relacionadas con los blanqueadores dentales que puedes usar en casa, y si son convenientes para tu salud dental.

PASTA DE DIENTES BLANQUEADORA: SEGURA

¿Qué hace la pasta de dientes blanqueadora?

Es importante entender el mecanismo de acción de la pasta de dientes blanqueadora y cómo funciona. Podemos comparar cualquier pasta de dientes con este estándar y preguntarnos si la pasta de dientes realmente funciona.

La pasta de dientes blanqueadora normalmente tiene 3 ingredientes principales:

-Un abrasivo suave.

-Flúor.

-Sabor a menta.

El abrasivo suave es a menudo fosfato dicálcico, carbonato de calcio o similar. El tamaño de las partículas y las cantidades se miden cuidadosamente para asegurar que la pasta de dientes se limpie adecuadamente sin dañar los dientes.

El flúor está presente, ya que se ha demostrado que el flúor ayuda en el proceso de remineralización que se requiere para mantener el esmalte de los dientes sano. A lo largo del día los dientes estarán sujetos al ataque de los ácidos y se desmineralizarán, es importante que el proceso de remineralización se mantenga y el flúor ayuda a ello. El sabor a menta es simplemente para hacer todo el proceso más agradable.

Es muy importante que cualquier pasta de dientes que uses contenga flúor, ya que, sin él, la pasta de dientes no funciona tan eficazmente como debería.

Así que ahora sabemos cómo funciona el blanqueamiento dental y lo que hace la pasta de dientes, veamos más específicamente los productos de bicarbonato de sodio.

BICARBONATO DE SODIO: NO SEGURO

¿El bicarbonato de sodio realmente ayuda a blanquear los dientes?

La respuesta es sí, sin embargo, sólo blanquea los dientes al desgastar la superficie y eliminar las manchas superficiales. Esto viene con un par de problemas potenciales:

-La abrasión excesiva que causa el desgaste de los dientes.

-Si sólo usas bicarbonato de sodio para limpiar tus dientes no estás agregando flúor a tus dientes.

Si la abrasión del diente continúa durante un largo período de tiempo se puede encontrar que la capa exterior dura del diente (esmalte) se desgasta, esto es particularmente frecuente alrededor del cuello del diente donde se une a la encía. ¡Esto puede causar dientes sensibles a largo plazo!

Si sólo usas bicarbonato de sodio para blanquear tus dientes y no usas pasta de dientes regular, perderás la protección que proporciona una pasta de dientes que contiene flúor.

El otro problema con el uso de una mezcla de bicarbonato de sodio y agua es que, aunque puede eliminar eficazmente las manchas, como el café, el té o el vino tinto, en realidad no blanqueará el color inherente de tu diente.

¿Cepillarse los dientes con bicarbonato de sodio los daña?

Si se usa a largo plazo, sí, el bicarbonato de sodio puede dañar tus dientes. El bicarbonato de sodio puede aclarar los dientes eliminando las manchas superficiales, pero lo hace simplemente siendo un abrasivo. Si se usa un abrasivo en cualquier cosa por un largo período de tiempo, uno de los efectos secundarios es que se pierde la estructura vital de los dientes.

Esto podría resultar en un aumento de la sensibilidad de los dientes, haciendo que sea extremadamente incómodo o incluso doloroso.

Si no estás usando una pasta de dientes convencional también podrías exacerbar este proceso al no tener flúor, el flúor ayuda a la remineralización del esmalte y si esta remineralización no ocurre entonces la abrasión podría ser más agresiva.

¿El bicarbonato de sodio previene la placa en los dientes?

El bicarbonato de sodio no previene la placa en los dientes. La placa es causada por la delgada biopelícula que cubre los dientes formando una capa pegajosa. Si esta capa pegajosa no se elimina cada día mediante una limpieza adecuada, puede endurecerse y convertirse en sarro. Este sarro se acumula entre los dientes y se ve muy amarillo. El sarro también se mancha muy fácilmente, lo que puede hacer que tus dientes se vean aún más oscuros.

La forma de mantener esta acumulación de sarro al mínimo es limpiar los dientes con la pasta de dientes que contiene flúor y luego usar un cepillo interdental o hilo dental para limpiar entre los dientes, usando un cepillo o hilo dental y luego eliminar la capa pegajosa para que no se haga sarro.

ZUMO DE LIMÓN: NO SEGURO

¿El limón y el bicarbonato de sodio blanquean los dientes?

Recomendamos encarecidamente que no utilices el zumo de limón para blanquear los dientes. El zumo de limón es extremadamente ácido con un nivel de pH entre 2 y 3, lo que significa que es 10.000 – 100.000 veces más ácido que el agua. Este ácido, cuando se combina con el ácido natural que se excreta de las bacterias de la boca, puede llevar a una excesiva caries dental.

PERÓXIDO DE HIDRÓGENO: NO SEGURO

¿Se puede usar bicarbonato de sodio y peróxido de hidrógeno?

Esta es una de las cosas más peligrosas que hemos escuchado, si usas peróxido de hidrógeno de manera incontrolada en tus dientes, entonces te arriesgas a dañar el tejido blando alrededor de tu diente. El peróxido de hidrógeno quema tus encías y NUNCA debe ser usado fuera del ámbito dental controlado donde es medido con precisión en un gel para asegurar que se use el mínimo necesario.

BLANQUEAMIENTO DENTAL PROFESIONAL: SEGURO

¿Cómo puedo blanquear mis dientes?

Así que ahora llegamos a blanquear los dientes y a cómo hacerlo de forma segura sin dañar la superficie o afectar a su salud dental a largo plazo.

El primer paso es asegurarse de estar llevando una correcta higiene dental. Limpiarse los dientes dos veces al día con una pasta de dientes que contenga flúor durante 2 minutos y luego limpiar entre los dientes con un cepillo interdental o con hilo dental ayudará a mantener la placa al mínimo (a menudo es la placa que se acumula entre los dientes la que se oscurece más y da la impresión general de dientes oscuros, mantener la placa reducida significa que los dientes se verán más blancos).

Una vez que tengas el cuidado de tu salud oral bajo control, puedes considerar el blanqueamiento dental. Y siempre se deber realizar por un odontólogo, esto asegura que sea un tratamiento seguro, legal y efectivo.