¿Tienes sonrisa gingival? Cómo tratarla

Cuando sonríes, ¿se ven mucho tus encías? Un exceso de tejido gingival que se muestra al sonreír (también llamado exhibición gingival excesiva) puede afectar a tu confianza en ti mismo y desanimarte a sonreír. Afortunadamente, esta condición es tratable con nuestra ayuda.

¿Qué es una sonrisa gingival?

Una sonrisa con más de 2 milímetros de encía expuesta se denomina sonrisa gingival.

Hay varias causas, incluyendo:

  • Alteración de la erupción de los dientes durante la infancia.
  • El movimiento hacia abajo de los dientes superiores o el crecimiento excesivo del maxilar superior.
  • Músculos del labio superior cortos o hiperactivos que levantan el labio hacia arriba.
  • La sonrisa gingival es más común en las mujeres.

Tratamientos para la sonrisa gingival

Es importante que un dentista vea tu caso antes de decidir ningún tratamiento, ya que ellos diagnosticarán la causa exacta del problema y determinarán la mejor opción de tratamiento.

Aquí hay tres tratamientos comunes:

Alargamiento de la corona

Este procedimiento implica la eliminación del tejido excesivo de la encía para exponer más de la corona del diente, así como esculpir la línea de la encía para hacerla más alta. Esto lo realiza el periodoncista.

Hay dos partes de este procedimiento llamado gingivectomía (eliminación del exceso de tejido de la encía) y cirugía ósea (eliminación del exceso de hueso y modelación de la mandíbula). La necesidad de completar ambas etapas depende de cada paciente y de la cantidad de exceso de tejido de la encía que haya.

Inyección de toxina botulínica (Botox)

Cuando se piensa en el Botox, se puede imaginar el tratamiento utilizado para suavizar las líneas y arrugas de la cara, sin embargo, tiene muchos otros usos médicos, como en el tratamiento de la sonrisa gingival.

Las inyecciones de Botox pueden ser útiles para los casos de la sonrisa gingival que involucran músculos labiales hiperactivos. En estas circunstancias, el Botox debe ser inyectado en pequeñas dosis para limitar la sobre-contracción de los músculos del labio superior, lo cual puede tener un efecto opuesto al resultado deseado. Este tratamiento suele durar de tres a seis meses y debe repetirse cada seis meses o un año. Los médicos que tienen la formación adecuada pueden realizar este procedimiento.

Tratamiento o cirugía de ortodoncia

Si una sonrisa gingival es causada por el movimiento hacia abajo de los dientes superiores o por el crecimiento excesivo del maxilar superior, puede ser tratada por un ortodoncista, que se especializa en enderezar los dientes y la mandíbula. Puede utilizar aparatos de ortodoncia para empujar los dientes hacia arriba, o puede trabajar con cirujanos para mover quirúrgicamente los dientes hacia arriba, si es necesario.

Si crees que tienes una sonrisa gingival y quieres ponerle fin, llámanos y pide cita.