Problemas dentales durante el embarazo

Durante el embarazo, se esperan muchos cambios en el cuerpo. ¿Pero sabías que también pueden ocurrir cambios en tu salud dental?

dentista embarazo

Además de ver a tu ginecólogo con regularidad durante el embarazo, también es importante tener citas regulares con el dentista. Algunas investigaciones están investigando si la enfermedad periodontal puede ser un factor de riesgo y una causa de parto prematuro.

Cambios dentales durante el embarazo

Saliva más ácida

Durante el embarazo, los cambios hormonales pueden aumentar la acidez en la boca, lo que lleva a un aumento de las caries. Esto también puede deberse a un aumento de la ingesta de azúcar causada por los antojos y una disminución de la atención a los cuidados dentales preventivos.

Dientes flojos

Los ligamentos y huesos de la boca pueden aflojarse temporalmente durante el embarazo, lo que hace que los dientes se muevan ligeramente. Esto no aumenta la pérdida de dientes, pero puede ser alarmante. Otras condiciones también pueden llevar a la pérdida de dientes, por lo que es una buena idea hacer una revisión y confirmar la razón del movimiento.

Infecciones

Particularmente durante el tercer trimestre, la respuesta inflamatoria del cuerpo aumenta la cantidad de bacterias y placa que se adhieren a los dientes, llevando a la hinchazón y sangrado de las encías, o gingivitis. Las bacterias y la placa liberan toxinas que pueden causar infección en las encías y los huesos. En casos graves, sin tratamiento, esta infección puede entrar en el torrente sanguíneo y causar una enfermedad importante.

dentista embarazada

Cuidado dental recomendado durante el embarazo

Toda persona (embarazada o no) debe someterse a una limpieza y evaluación dental al menos una vez cada seis meses. La mala higiene bucal se ha relacionado con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedad de Alzheimer, infección respiratoria y osteoporosis bucal.

Advierte a tu dentista de que estás embarazada, pero también debes saber que la mayoría de los tratamientos preventivos durante el embarazo son seguros. No hay motivo para retrasar un tratamiento, esto puede conducir a problemas más avanzados y podría aumentar el riesgo de parto prematuro.

En casa, es muy importante mantener la rutina de cuidado dental durante el embarazo.

  • Limita los alimentos y bebidas azucaradas.
  • Cepíllate dos veces al día con una pasta de dientes que contenga flúor.
  • Usa el hilo dental diariamente para mantener unas encías sanas.
  • Si tienes las encías irritadas, intenta enjuagarlas con agua salada (1 cucharadita de sal en 1 taza de agua tibia). Si eso no ayuda, ve al dentista.

embarazo encias sanas

Cuidar los dientes es importante en cualquier etapa de la vida, pero durante el embarazo se producen cambios orales y dentales que no deben ignorarse. Manteniendo las visitas dentales regulares, estarás lista para recibir a tu bebé con una hermosa y saludable sonrisa.