Invisalign es el tratamiento de ortodoncia más novedoso del mercado. Su principal ventaja con respecto al conocido sistema de braquets es la comodidad.

El sistema Invisalign consiste en dos férulas transparentes, una en cada arcada de la boca, que son extraíbles, se sustituyen cada dos semanas o cada mes ( dependiendo de cada patología), se fabrican de manera específica para cada paciente, se diseñan a través de imágenes digitales en tres dimensiones, y se hace una representación de todo el tratamiento (lo que permite ver con antelación como será el resultado y el aspecto final del paciente).