7 problemas dentales más comunes. ¿Te suena el número 5?

revision dental

Estos 7 problemas dentales comunes son fáciles de identificar. Pero, ¿son fáciles de tratar y resolver?

 

Averigua cómo tratar las caries, las enfermedades de las encías, las infecciones y más.

 

Puede que no te guste, pero tus dientes son problemáticos. No estamos acostumbrados a pensar que nuestros dientes están vivos, pero la realidad es que contienen nervios y tejidos vivos. Nuestras bocas son un caldo de cultivo para las bacterias, tanto las malas como las buenas. Están completamente activas, todo el tiempo y en cualquier situación. Por lo tanto, no es de extrañar que los dientes terminen causando problemas.

Están bajo mucha presión, al morder, masticar, rechinar, hablar y envejecer todos los días de nuestras vidas. Para mantenerse fuertes y saludables, realmente necesitan un poco de dedicación y cuidado. Esto significa cepillarse los dientes y usar el hilo dental mínimo dos veces al día. Significa asistir a revisiones dentales y realizarse limpiezas bucales profesionales de forma periódica. Y significa llevar una dieta saludable, para que la placa no aumente demasiado. Trata de evitar el consumo de bollería, bebidas azucaradas y cereales de desayuno azucarados.

No obstante, a veces se producen problemas, incluso para pacientes con excelentes rutinas de cuidado dental. Por lo tanto, es importante ser capaz de detectar los signos de las condiciones dentales subyacentes y comprender cómo resolverlas. Aunque tu dentista puede arreglarte los dientes en caso de emergencia y tapar las caries con empastes, la responsabilidad de tu salud recae en ti mismo. Aprende a identificar las señales de peligro para ser capaz de responder rápida y eficazmente.

Esta guía de algunos de los problemas dentales más comunes te explicará qué buscar, qué pasos tomar y cómo abordar los tratamientos:

 

1. Caries

 

La probabilidad de desarrollar una caries depende totalmente del estilo de vida.

 

Ocurre cuando la bacteria de la placa tiene la oportunidad de asentarse en los dientes. Produce un ácido que lentamente se come el esmalte del diente y forma agujeros. Esta bacteria es particularmente frecuente después de comer azúcares y almidones, así que limita la exposición a estos ingredientes manteniendo una dieta saludable.

La probabilidad de desarrollar una caries depende totalmente del estilo de vida. Cuanto mejor sea tu rutina de salud bucal, menos posibilidades tendrás de sufrir caries. Sin embargo, las personas mayores y los niños corren un riesgo ligeramente mayor, porque su esmalte es más vulnerable. Si un niño desarrolla caries dentro de los dientes de leche, serán reparados tan pronto como salgan los dientes adultos, pero esto no significa que la atención dental no sea todavía esencial.

habitos de higiene dental

El mejor enfoque posible para tratar la placa es la prevención. Una vez que se tienen caries, no hay una forma real de revertirlas. La única opción es rellenarlas y repararlas, así que salva tu esmalte mientras puedas. Cepíllate y usa el hilo dental con regularidad, asiste a los exámenes dentales de rutina y evita comer demasiados alimentos azucarados.

Si tienes la mala suerte de desarrollar una caries, debes hacer que te la trate un dentista. Si dejas que se deteriore, podría progresar hasta convertirse en una infección o un absceso. Estas complicaciones causan mucho dolor y molestias a los pacientes. Por eso es esencial que los procedimientos de reparación sean oportunos, ya sea que se trate de un empaste estándar, una corona o una extracción dental. El código dental establece que las extracciones siempre deben ser el último recurso, por lo que es bastante raro que se extraigan dientes cariados.

 

2. Enfermedad de las encías (periodontitis)

 

Durante las primeras fases de la gingivitis y la periodontitis leve, los síntomas aún pueden revertirse.

 

Se trata de una infección bacteriana provocada por acumulaciones de placa en la boca. La bacteria corroe el tejido de la encía y los ligamentos que mantienen los dientes en su lugar. Hay cinco etapas establecidas de la enfermedad de las encías, lo que significa que por lo general hay mucho tiempo y oportunidades para que los pacientes puedan revertir su progreso.

Durante las primeras fases de la gingivitis y la periodontitis leve, los síntomas aún pueden revertirse con una buena rutina de cuidado dental y un tratamiento inmediato para cualquier infección subyacente. Una vez que la enfermedad pasa a las fases tercera y cuarta, se vuelve mucho más difícil de tratar, así que date la mejor oportunidad posible y responde a tiempo.

Al igual que con las caries, absolutamente cualquiera puede desarrollar una enfermedad de las encías. En la actualidad, se cree que más de la mitad de la población adulta tienen alguna forma de enfermedad o infección de las encías. Los individuos con mayor riesgo son aquellos con una higiene dental deficiente, técnicas de cepillado y uso de hilo dental que no funcionan, y otros problemas de salud graves. Por ejemplo, los pacientes con diabetes son más propensos a desarrollar infecciones persistentes en las encías.

Si tus encías sangran en más de una ocasión, debes consultar a un dentista. Este es el principal síntoma de la gingivitis. El dentista realizará un examen de rutina al explorar suavemente las bolsas dentro del tejido de las encías. Si estas bolsas sangran o se vuelven dolorosas, en respuesta al contacto, es probable que se infecten. Es posible que necesites antibióticos para tratar la afección.

 

3. Infección de los dientes (Infección de la raíz)

 

La única solución real para una infección de la raíz es un tratamiento de conducto (endodoncia).

 

Esto sucede cuando la raíz de un diente se infecta y se llena de bacterias. Si no se trata, daña los nervios y el tejido pulpar dentro del diente mismo, así que ve al dentista de inmediato si crees que puede tener este problema. Una grieta profunda, una fractura o una caries pueden llevar a una infección.

Las infecciones radiculares más graves hacen que los pacientes desarrollen abscesos dolorosos. Estos aparecen en forma de hinchazones faciales muy dolorosas. Sin embargo, los abscesos por lo general solo ocurren una vez que una infección de la raíz ha progresado a un estado más grave. Si tienes una muela que te duele o que se ha partido de forma repentina, no es algo normal y podría tratarse de una infección.

La única solución real para una infección de la raíz es un tratamiento de conducto (endodoncia). Tiene la reputación de ser muy doloroso, pero la realidad es muy diferente. Como siempre se utiliza un anestésico, los pacientes rara vez sienten ningún dolor.

anestesia endodoncia

La endodoncia consiste en hacer un agujero en la parte superior del diente infectado. A continuación, se introduce una lima especial y se limpia el interior del diente hasta que se haya hecho un túnel hasta la raíz. Una vez que se abre el pasaje, se inserta una herramienta de succión y se utiliza para extraer todo el tejido pulpar y los nervios infectados. Finalmente, la estructura dental vacía se rellena con un material resistente llamado gutapercha. Esto evita que las bacterias entren y da fuerza al diente.

 

4. Degradación del Esmalte

 

El dentista puede recomendarte que cambies a un cepillo de dientes más suave, para no erosionar más el esmalte.

 

Este es un problema muy común y se caracteriza por superficies de esmalte muy redondas y notablemente descoloridas. Se produce como resultado de la exposición a materiales corrosivos como bebidas gaseosas y snacks azucarados. El ácido de estos ingredientes desgasta el esmalte y le da un aspecto manchado y poco saludable. En algunos casos, el cepillado excesivo también puede ser un factor.

La única cosa que llevará a la degradación del esmalte más rápido que cualquier otra cosa es beber a sorbos bebidas gaseosas y azucaradas todo el día, todos los días. Esto incluye las bebidas deportivas, los refrescos carbonatados (también los de dieta) y la mayoría de los vinos. De hecho, esto se considera un riesgo ocupacional para los catadores profesionales de vino.

Al igual que las caries, solo se puede hacer un poco más una vez que se ha desgastado una cierta cantidad de esmalte. No se puede recuperar el material que se ha erosionado. Esto significa que la prevención es siempre la mejor cura para la degradación del esmalte. Siempre que sea posible, cambie los refrescos por agua. Si le gusta beber zumos de fruta, asegúrese de limpiarse los dientes con regularidad y limite estas bebidas a las comidas.

El dentista puede recomendarte que cambies a un cepillo de dientes más suave, para no erosionar más el esmalte. Si la superficie de los dientes está gravemente dañada, es posible que requieran un soporte de adhesión o carillas de porcelana. En casos muy graves, las opciones se limitarán a reparar la mayor parte del daño posible. Cuanto más pronto detectes las señales de erosión del esmalte, mejores serán las probabilidades de revertir el proceso hasta cierto grado.

 

5. Xerostomía

 

La saliva tiene en realidad propiedades antibacterianas suaves y se utiliza para eliminar la placa residual de los dientes.

 

Reconocido más fácilmente con el simple término «boca seca». No es sorprendente que sea causado por la falta de saliva en la boca. Esto puede ocurrir por varias razones diferentes, pero es un efecto secundario bien conocido de la toma de medicamentos recetados. Si estás tomando algún tipo de medicamento, pregunta a tu médico si alguno de sus efectos secundarios es la boca seca.

Lo complicado de la sequedad bucal es que priva a las encías y a los dientes de la humedad, la lubricación y la limpieza esenciales. La saliva tiene en realidad propiedades antibacterianas suaves y se utiliza para eliminar la placa residual de los dientes. Por lo tanto, sin ella, las bacterias pueden permanecer en el esmalte y comienzan a corroerlo.

Los grupos de mayor riesgo son los pacientes que toman medicamentos con receta y las personas mayores (principalmente mayores de cincuenta años). A medida que la boca envejece, la producción de saliva disminuye naturalmente y la fricción contra los dientes aumenta. Con el tiempo, si se deja sin tratar, esta falta de saliva contribuirá al desarrollo de caries. Es por esto que los pacientes con xerostomía necesitan limpiezas dentales profesionales más frecuentes.

limpieza dental 6 meses

Desafortunadamente, no existe una cura directa para la sequedad de boca. Si la causa es la medicación, la única solución garantizada es dejar de tomarla y esto generalmente causará mucho más daño. En lo que respecta a su salud física, los medicamentos superan a las glándulas salivales en este caso. No dejes de tomar los medicamentos prescritos a menos que te lo indique tu médico. A veces, beber más agua puede ayudar con la incomodidad y las sensaciones de sequedad.

 

6. Trastorno de la Articulación Temporomandibular (ATM)

 

La ATM necesita ser tratada, y bastante rápido, porque se desgasta en la superficie de los dientes produciendo bruxismo.

 

El Trastorno de la ATM, implica una disfunción de la articulación. Se encuentra un poco por debajo de las orejas, pero por encima de la mandíbula. La afección generalmente lleva a que los dientes rechinen o se aprieten mientras se duerme. Es más común en las mujeres que en los hombres y es más probable que aparezca durante los años de maternidad.

Sin embargo, cualquier persona propensa al estrés puede desarrollar este trastorno. Es en gran parte psicológico, así que no tiene que ser un problema crónico o permanente. Sin embargo, para solucionarlo, un paciente puede necesitar abordar primero la fuente de tensión en su vida. Esto se puede hacer con ejercicios de relajación, asesoramiento o un pasatiempo relajante como el dibujo.

La ATM necesita ser tratada, y bastante rápido, porque se desgasta en la superficie de los dientes produciendo bruxismo. No solo esto, sino que puede llevar a un dolor serio en la mandíbula, la cara y el cuello. Si hay una tensión y presión constante, incluso durante el sueño, los músculos sufrirán por ello. Podría haber dolores de cabeza, de oído y otros síntomas dolorosos con los que hay que convivir.

Si estas lidiando con esta condición, pide a tu dentista un protector bucal nocturno o férula de descarga. Este es un dispositivo flexible que se ajusta a la boca mientras duerme. Mantiene la boca ligeramente abierta y la lengua ligeramente levantada, de manera que los dientes no pueden rechinar juntos. Los protectores bucales son baratos, efectivos y fáciles de usar. Pueden marcar una gran diferencia en los síntomas de la ATM.

 

7. Cáncer oral

 

Para los fumadores, este tipo de revisión es muy importante, porque el hábito aumenta significativamente el peligro de desarrollar cáncer de boca.

 

Claramente, este es uno de los problemas dentales más serios que puedes desarrollar, por lo que es vital que reconozcas los signos tan pronto como aparezcan, si es que alguna vez lo hacen. La mayoría de los cánceres orales comienzan como un pequeño bulto o crecimiento pálido y rosado dentro de la boca. Casi siempre es indoloro. Si tienes un crecimiento como este o estás preocupado por un cambio en tu boca, pídenos cita ya mismo.

Un especialista te examinará con cuidado la boca, la cabeza y el cuello para detectar signos de problemas. Para los fumadores, este tipo de revisión es muy importante, porque el hábito aumenta significativamente el peligro de desarrollar cáncer de boca. También es más común en las personas que beben en exceso, así que atento al consumo de alcohol.

tratamientos dentales

La realidad es que el cáncer oral mata. Tiene uno de los índices de supervivencia más bajos de todos los cánceres, principalmente porque son muy pocos los casos que se detectan en las primeras etapas. Es triste pensar en cuánta gente podría estar aún viva si hubiera seguido con las citas y exámenes de rutina. Asegúrate de no convertirte nunca en uno de ellos vigilando de cerca la salud de tu boca y manteniéndote en contacto con tu dentista.

Lo ideal sería que dejaras de fumar, si lo haces. Esto disminuirá dramáticamente la probabilidad de desarrollar la enfermedad. Si no consigues dejar el hábito, pídele al dentista que te revise para detectar cáncer oral en cada revisión de rutina. Para el cáncer, la prevención no solo es más barata que la cura. Puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. Cuida tu boca y pídenos cita inmediatamente si detectas algo preocupante.

 

Permanecer siempre alerta

 

Cuanto más cómodo te sientas con tu dentista, más fácil te resultará plantear tus preocupaciones y hacer preguntas.

 

Tu boca es como cualquier otra parte de tu cuerpo. Si la cuidas bien, es probable que te dé muy pocos problemas. Y el truco para mantener una excelente salud son los cuidados habituales y una actitud práctica de prevención.

Puede ser difícil para las personas con una higiene bucal deficiente saber cuándo algo anda mal en su boca, porque se acostumbran a tener un esmalte débil, mal aliento, una lengua pilosa y un sinnúmero de problemas. Pero, en última instancia, ninguna de estas cosas es saludable. Todas ellas pueden significar la presencia de algo más grave. Por ejemplo, el sangrado de las encías es un problema especialmente común, pero puede indicar una infección. No debes ignorarlo, porque tiene el potencial de convertirse en una condición persistente y crónica.

miedo al dentista

Cuanto más cómodo te sientas con tu dentista, más fácil te resultará plantear tus preocupaciones y hacer preguntas. Y esta familiaridad solo se puede conseguir con un contacto regular. Por lo tanto, piensa en tu boca y en ti mismo generando una rutina de cuidado dental sólida. Si terminas necesitando un tratamiento, debes saber que no es el fin del mundo y que es mucho mejor que el dentista haya identificado y encontrado una solución para tus problemas bucales.

 

Extracciones de dientes

 

El tratamiento es rápido, eficiente y no implica ningún dolor.

 

Como se ha mencionado anteriormente, las extracciones son mucho más raras de lo que la gente piensa. No tienes que preocuparte por tener varios dientes extraídos, porque solo sucede en circunstancias muy severas.

Si es necesaria una extracción, tu dentista te lo dirá con tiempo suficiente, para que puedas digerir la noticia y prepararte para el procedimiento. Hoy en día, el tratamiento es rápido, eficiente y no implica ningún dolor. El proceso de curación puede ser un poco molesto, pero con la ayuda y el asesoramiento adecuados, no debería tener ningún problema.

Una vez que la herida haya sanado, tu dentista te citará de nuevo para hablar de las opciones de reparación y reemplazo. En la mayoría de los casos, un diente perdido puede ser reemplazado con un sofisticado implante dental. La elección de una opción de reemplazo adecuada es importante, ya que los espacios en los dientes pueden llevar a la degeneración del hueso y el esmalte restante. Por eso los dentistas siempre animan a los pacientes a invertir en una solución lo más estética y funcional como sea posible.